Reflexiones de Educación, Culturas y Justicia Social

"El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto" Séneca

"¿Se puede educar para la justicia social? No solo se puede, sino que se debe. En este blog encontrarás mi forma de entender la incorporación de la justicia social a las relaciones culturales, educativas y artísticas que entran dentro de mi forma de entender el mundo.

Te invito a leerlos, compartirlos si lo consideras y, sobre todo, reflexionar sobre ellos con tus comentarios, que al fin y al cabo es lo necesario. Justicia social es también que haya reconocimiento de otras voces -disonantes o asonantes- que pueden ser igualmente válidas; es también la búsqueda de la participación colectiva, matiz que impregna muchos de mis escritos"


 Albano Alonso

¿Qué escribo y por qué lo hago?

La educación es un instrumento coral, colectivo, rico en voces y aportaciones. Su construcción, como la construcción de las culturas de las que nos nutrimos a la hora de enriquecernos en la diversidad, está en permanente cambio, y en esa transformación es importante recoger las voces de todos los colectivos, especialmente de los que históricamente han quedado fuera de una construcción social de una determinada forma de entender el mundo.

Este blog pretende ser una aportación más en el derrumbamiento de los muros que limitan la penetración del concepto de justicia social en la educación y en las culturas, entendidos estos como procesos complejos repletos de interacción y permanente dinamismo que, por su propia condición coral, no han estado exentos de polémica: al fin y al cabo, es imposible que todos entendamos lo mismo cuando hablamos de términos abstractos como “cultura”, “diversidad”, “identidad” o de la propia expresión “justicia social”, surgida en el siglo XIX casi de forma paralela al auge de movimientos de reivindicación  de derechos sociales y que cada vez más impregna determinados discursos ideológicos en nuestra sociedad. 

¿Se puede educar para la justicia social? No solo se puede, sino que se debe. La propia definición de las Naciones Unidas sobre “educación de calidad” -el objetivo de desarrollo sostenible número 4– relaciona esta con los principios de equidad, inclusión e igualdad de oportunidades, conceptos indisolublemente unidos a la idea de justicia en la escuela. 

En este blog encontrarás mi forma de entender la incorporación de la justicia social a las relaciones culturales, educativas y artísticas que entran dentro de mi forma de entender el mundo. Te invito a leerlos, compartirlos si lo consideras y, sobre todo, reflexionar sobre ellos con tus comentarios, que al fin y al cabo es lo necesario. Justicia social es también que haya reconocimiento de otras voces -disonantes o asonantes- que pueden ser igualmente válidas; es también la búsqueda de la participación colectiva, matiz que impregna muchos de mis escritos. Por eso, te invito a adentrarte en este mundo, el mundo de los que pensamos que a través de la educación pùede no solo mejorarse la vida de las personas, sino también hacerse justicia, justicia social.


Artículos Recientes

En esta convulsa época de pandemia, poco se habla de los derechos de la infancia, lo cual entra

más

La transformación de los currículos“Nuestra lucha contra las discriminaciones, contra la negación de nuestro ser, solo alcanzará la

más

“… un mundo al que no pertenecía: ricos, seres descuidados e indiferentes, que aplastaban cosas y seres humanos

más

Hace unos días, mientras hacía una guardia de recreo en el instituto en el que trabajo, vi por

más

Una vez tuve un inspector que nos decía siempre que no entendía que se mandaran tareas escolares para

más

Cuando era pequeño, en mi colegio existían niños y niñas “especiales”; o mejor dicho, no existían: sabía que

más